Muerte al "egoblog"

La clave de un buen artículo es que el título del mismo sea impactante y levante el ánimo del lector para continuar con el resto del texto. El resto de lo que se diga puede explicar, ampliar o matizar las palabras iniciales. Así que a ello voy.

Muerte al "egoblog", no a todos, sólo a "París era una fiesta". No quiero hacer una crítica a este tipo de blog. Cada uno puede hacer lo que realmente quiera y desee. Creo que ha llegado un momento, en que después de mucho dudar y analizar qué podía hacer yo con un egoblog, he llegado a la conclusión de que absolutamente NADA. No es algo que pueda identificar conmigo ni con mi forma de ser. Desde el primer día que lo abrí me surgieron dudas y conflictos sobre si hacerlo o no. Ahora la duda se ha convertido en un hecho. Se acabó. 

Este espacio, aunque pueda parecer una tontería, lleva muchísimo trabajo en casi dos años de existencia. Textos elaborados y pensados, trabajo de fotografía, edición de la entrada, etc. Es mucho tiempo invertido, no sólo por mi, sino por la gente que ha colaborado en él. Me duele eliminarlo sin más. Por este motivo, y debido a que yo soy una persona que le gusta expresar sus inquietudes y tener un espacio en el que mostrar ideas e inspiración, seguirá abierto.

De ahí la idea de que el egoblog ha muerto. No volveré a aparecer por aquí del modo en que lo hacía antes. No habrá más "posados" ni múltiples repeticiones de AB. Eso ha terminado. 

Haber titulado el blog "París era una fiesta" es una auténtica suerte. Este nombre es una idea mucho mayor que el streetstyle y la moda. Es un concepto amplio que abarca una gran cantidad de ámbitos con los que me siento realmente identificado y que definen mi personalidad. Poner un fashion, style o similares, habría condicionado este espacio de un modo terrible. 

"París era una fiesta" amplía sus miras para convertirse en un espacio donde caben más cosas que yo mismo. Un lugar donde hablaré de múltiples cosas, Donde las imágenes serán variadas. Donde los temas no se repetirán. Un lugar donde me sentiré plenamente a gusto. 

Como siempre, como desde el principio, no busco nada importante. No busco éxito. Esto es mío y del que quiera compartirlo. No insistiré a nadie a que venga. Siempre ha venido, viene y vendrá el que quiera. Siempre estaré encantado de discutir y dialogar. Qué seríamos sin ello...

Os espero (si os apetece)

AB

...


Curioso mundo éste de los blogs. Muy curioso. La esencia se pierde y la voracidad del estrellato arrebata cualquier tipo de originalidad y pureza. Gente que cree que te conoce. No sabes nada de mi. No quiero ser como tu. No quiero tener "crew". Y nunca lo he querido. Siempre he dicho lo que pienso. Nunca he callado lo más mínimo. De cara. Cincuenta seguidores, pero todos escribiendo sin buscar nada a cambio. Espacio abierto para el debate, el diálogo y la crítica. Un pequeño "reducto galo" en el gran imperio. Irreductible. Y con una poción mágica: la verdad. 





AB