Bienvenidos

 A muchos de nosotros, la vida nos pone en una situación complicada cuando nos llena la cabeza de gustos y aficiones que por muchos motivos no están a nuestro alcance, casi siempre, por un problema técnico, es decir, de talento. Siempre he dicho que a pesar de la pasión que siento por la música y la pintura, no se me ha otorgado el don para llevar a cabo ninguna de manera práctica. Ser un vocalista o músico de jazz o blues, saber plasmar en una hoja lo que mis ojos ven, tener capacidad para dar color a una imagen, etc., son actividades que están reservadas para unos pocos y yo no me encuentro en ese grupo.

Diariamente encontramos mensajes en todos los lugares que nos venden la idea de que el esfuerzo, la constancia y el trabajo nos acercan al éxito. No seré yo el que vaya a negar ésta afirmación, pero sí que creo que debe matizarse. Por supuesto que el trabajo intenso puede llevarnos a mejorar, pero, y aquí viene el matiz, siempre y cuando haya una base de talento innato desde el que podamos partir. Obviamente hay oficios y oficios, no para todos se necesita una técnica especial con la que es obligatorio nacer, pero para el arte yo creo que está más que claro que así es. Estoy seguro que John Coltrane no habría sido quien fue si no hubiera ensayado hasta la saciedad y que Miguel Ángel no habría hecho todo lo que hizo si no hubiera sido uno de los artistas más persistentes y obsesivos que han existido. Dentro del arte, cada disciplina requiere de un mayor o menor talento innato, ya que con clases, todos podemos llegar a bailar sin ser Fred Astair, todos podemos llegar a tocar la guitarra sin ser BB King o escribir decentemente sin llegar al nivel de Hemingway. Pero cantar y pintar, es "otro cantar", valga la redundancia. 

Los personajes que aquí nombro, son genios únicos e irrepetibles a los que es muy difícil aspirar por mucho que uno trabaje o se esfuerce, eso es cierto, del mismo modo que alguien con unas mínimas capacidades primarias, con dedicación y disciplina puede ser alguien grande o por lo menos, satisfecho con lo que hace, pero también es una realidad, que otros, por mucho que lo intentemos y pongamos empeño, no podremos realizar determinados procesos. A pesar de que pueda sonar así, no es una reflexión pesimista o negativa de mi mismo, sino una interpretación objetiva de la realidad. ¿Eso me deprime?, ¡EN ABSOLUTO!

Como es obvio que no puedo ser un músico de jazz, me dedico a devorar todo el jazz que puedo, tanto escuchándolo como leyendo acerca de sus autores, sus temas o su historia. Como no puedo ser un buen pintor o dibujante, me esfuerzo por disfrutarlo en museos y libros. Es una de las formas que llevo a cabo para estar dentro de ese mundo que llaman "arte". 

Todo esto que cuento aquí tiene una finalidad, y es dar sentido a lo que hoy empiezo con este blog. No sólo de pintura y música vive el arte, creo que la escritura y la fotografía, por ejemplo, son dos disciplinas que a mi me van a servir para dar rienda suelta a todas esas inquietudes artísticas que rondan por mi cabeza. 

No sé por qué número voy con esta reapertura de "París era una Fiesta", pero creo que es importante el inconformismo, y en eso yo soy un "artista". Desde el día en que lo abrí, con una idea muy clara, hasta que lo cerré temporalmente, el blog ha ido evolucionando, reinventándose y buscando una identidad propia que se identificara al 100% con su dueño. Siempre dije que el nombre era un acierto, ya que no me obligaba a nada ni delimitaba el ámbito de publicación. La novela de Hemingway como punto de partida para expresar todo este mundo de arte y cultura que tanto me apasiona. 

Nunca he tenido aires de grandeza ni aspiraciones de ningún tipo. Esto es un espacio personal donde quiero expresar lo que no puedo en otros lugares. Creo que es el sitio idóneo. No habrá un tema único ni una idea fija que marque la publicación. Simplemente será una página donde mostraré una pequeña visión de mi vida y de cómo se me presenta el mundo. 

Os invito a todos a participar y compartir conmigo. Sed bienvenidos (de nuevo)

AB

1 comentario:

  1. Auténtico eso es lo que eres! Y realista! Que sabe aceptar sus límites! Encantada de que reabras el Blog. Suerte Ángel

    ResponderEliminar